Turismo Carretera
TÉCNICA: Cuando se juega entre el margen y el límite
TÉCNICA: Cuando se juega entre el margen y el límite

16/09/2021

El profesor Alberto Oscar Juárez, explica las razones que pueden, involuntariamente, alterar la relación de compresión de un motor.

Con un preciso análisis, y brindando una explicación didáctica, el profesor Alberto Oscar Juárez detalló cuáles son las razones que pudieron provocar involuntariamente la alteración del valor de la relación de compresión en el motor del auto de Nicolás Bonelli, y que valió la sanción de desclasificación de la final de Turismo Carretera, en Rafaela, el pasado sábado, en el siguiente informe:

El responsable técnico de la ACTC, Ing. Alejandro Iuliano, estableció la desclasificación del auto de Bonelli por una diferencia de dos decimos en la relación de compresión; es decir: 10,7 contra 10,5, que indica el reglamento.

Esa diferencia de dos décimos, en la relación, es prácticamente mínima. A saber. En el diámetro del cilindro sería de una altura aproximada de poco más de un décimo, similar al espesor de una hoja de afeitar.

En parte esto puede ocurrir porque de pronto no se maquinó adecuadamente los pistones o se cambiaron válvulas y estas nuevas tuvieron una mínima diferencia, porque sería la acumulación de cuatro por cilindros; también pudo haber cedido la junta de tapa de cilindros, ese pequeño espesor reglamentario, y esto sería un error.

Por otra parte, también pudo suceder que el motor de Bonelli haya estado en la relación reglamentaria de 10,5, y con ello pudo existir la posibilidad de haber acumulado carbón en la cámara y en la cabeza del pistón.

Esto ocurre cuando un motor funciona con un régimen de vueltas bajo, se genera una combustión por un exceso de combustible; vale recordar que años ha los autos no contaban con catalizador, era habitual en el tránsito por la ciudad tener los caños de escape negros, y cuando se salía a la ruta eran blancos, porque la carburación tenía la relación adecuada aire - combustible.

En principio, los motores cuentan con una mezcla rica 12,8:1 en lugar de los 15 ó 16 que requiere una combustión total.

Ante ello, hay que destacar que en una vuelta de honor, al concluir una competencia, es probable que si uno no tiene la precaución de llevarlo en régimen al motor, al hacerlo funcionar a bajo régimen genere una pequeña acumulación de carbón, que hasta puede estimarse que llegue a provocar esta diferencia de dos décimos.

No en vano, muchas veces escuchamos que se realizan aceleradas muy bruscas cuando se ingresa a los boxes y que por recomendación de los preparadores tratan de limpiar a traves de una combustión sin excesos, ese carbón que ensucia la cámara. Con ello, puede producirse qeu puesto en marcha y eleva el régimen de vueltas, el motor se mantiene en reglamento.

Por eso, la mayoría de los motoristas trabajan con un margen, y en lugar de estar en el límite con 10,5, arman los motores con 10,2 ó 10,3, que son precisamente los dos décimos que les da la tranquilidad que en caso de existir un error o una acumulación de carbón, el motor siga en reglamento.

En definitiva, la desclasificación es indiscutible, como también es indiscutible, si existió, el error de Bonelli, o en su defecto la acumulación de carbón.